Estos momentos difíciles nos obliga a recluirnos en nuestros domicilios.
El Consejo Directivo del Club Soriano en la imposibilidad de recibirlos en nuestra sede, donde disfrutamos del afecto que allí se irradia, los alienta a continuar los cuidados necesarios para volver a juntarnos con salud.